Ponte a la sombra con estilo

Si quieres dar un toque diferente a tu jardín puedes instalar una pérgola que hará que tenga un diseño más acogedor y elegante. Lo ideal es disponer de un espacio de al menos 16 metros cuadrados. Normalmente se instala en un espacio un poco alejado de la casa, pero también se pueden utilizar como un porche y colocarla anclada a una de las paredes.

Es importante tener en cuenta tres aspectos importantes:

  • El tamaño del jardín
  • El suelo donde se va a instalar
  • El estilo decorativo que nos gusta

Diferentes estilos de pérgola

Pérgolas de madera
Roble, fresno, tilo, cedro, cerezo, nogal… hay infinidad de opciones que se adapta a todo tipo de proyectos decorativos. Además las pérgolas e madera se adecuan a cualquier espacio y presupuesto. Y se pueden combinar con telas para proporcionar mayor sombra e intimidad.

Cenadores de metal y tela
Suelen ser los más utilizados ya que el metal proporciona una mayor resistencia a los cambios de estaciones que la madera. Son estructuras más resistentes y que al cambiarlas con telas conseguimos que tengan una mayor calidez.

Marquesinas
Aprovecha al máximo el espacio ya que se anclan a la pared donde se apoyan. Ideales para construir un porche donde disfrutar de largos momentos de tranquilidad.

Consejos:

  • Elije una superficie estable para instalar la pérgola. Si vas a instalarla sobre césped, primero compacta y nivela el terreno. Incluso también puedes revestir el piso con lamas de madera o Composite.
  • Es una obviedad pero mantén la pérgola alejada de fuentes de calor
  • Si hay tormenta o fuerte viento, retira el toldo.

Si ya te has decidido instalar una pérgola puedes aprovecharla al máximo con un bonito juego de jardín. Un par de sofás y una mesa baja o una mesa de alta de forja con un conjunto de sillas.

Síguenos enFollow on FacebookFollow on Google+Follow on LinkedInEmail this to someone